Archivo de la etiqueta: nintendo

Análisis: Fullblox

Fullblox.png

Nintendo 3DS. Intelligent Sistems. 2015

Si algo me gusta de Nintendo como desarrolladora de software es ese acabado de juguete que tanto se empeñan en dar en muchos de sus productos. No me estoy refiriendo, lógicamente, al tono neutro y amable de muchos de sus personajes; tampoco a las estéticas coloristas que se prodigan en multitud de sus desarrollos. Hablo de esa sensación, Sigue leyendo

Anuncios
Etiquetado , ,

Impresiones de The Legend of Zelda: Breath of the Wild

zelda_wii_u-3421788

Viene siendo costumbre en la saga The Legend Of Zelda que los subtítulos de sus juegos hagan referencia a ciertos elementos cruciales de cada uno de ellos, normalmente personajes u objetos. Con Ocarina of Time se nos desvela, que, efectivamente, la ocarina para viajar en el tiempo es una pieza central del juego, Sigue leyendo

Etiquetado , ,

Ojete al dato: Pokemon Go es un invento judeomasónico de los ninjas nazis

original

Que no os engañe este título tan absurdo, el cual adorna la entrada cual corona floreada colgada sobre una puerta en época navideña, ya que es solo un mero reclamo publicitario para atraer vuestra atención. Es obvio que Pokemon Go no es una misteriosa patente que lleva años oculta en un búnker subterráneo inmerso en una compleja red de túneles decorados con esvásticas, es una app creada en los tiempos modernos. Aunque tampoco sería descabellado pensar que ha sido gestada por una mano negra proveniente de las altas esferas illuminatis para el control mental de la población. Quien sabe.

Sigue leyendo

Etiquetado , ,

Hitler no era tan malo si lo comparas con… Nintendo

Tumba_de_Bellemere

A veces me da por pensar y, de paso, elucubrar situaciones absurdas que extrañamente dan sentido a otras. Mundos alternativos donde todo está pintado con psicotrópicos colores mientras del cielo llueven ingentes cantidades de chocolatinas. No sé si es un don o una maldición digna de gitana gorda en la puerta de una iglesia. Meditad. Meditad como está ahora el panorama de los videojuegos y sus compañías. Bien. Imaginad una escena de película eroticofestiva donde humanos mantienen relaciones sexuales y cambiadlos por cuerpos donde sus caras pongan PC, Sony & Microsoft. Gemidos. Muchos “Give me more”, “Ouh yeah baby” y “espero que no seas diabético porque te vas a hartar de leche condensada”. Pero… ¿dónde está Nintendo? la respuesta es sencilla: Tras una cámara filmando despreocupado toda la escena llena de fluidos varios. Está presente, pero sabe que su presencia es equiparable al de un inerte mueble.

Sigue leyendo

Etiquetado

Y ahora los usuarios de Wii U, ¿qué?

nintendoomed[1]

Nintendo NX está en boca de todos. Rumores, noticias, fecha de lanzamiento; toda la prensa está volcada en la nueva consola de la Gran N ya que estas siempre suelen traer consigo una revolución en la forma de entender los videojuegos sorprendiendo por algún lado. Sin embargo, la gran víctima de esta estrategia para centrar las miradas en la compañía y su futuro hardware se mantiene en el más absoluto silencio, pasando desapercibida para el resto de los mortales.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , ,

El buen marketing persigue a Nintendo, pero esta es más rápida

Nintendo-NX-Controller-Large-Small

Esta mañana prácticamente nos levantamos con dos de los mayores megatones que se recuerdan en la historia reciente: Nintendo NX no estará en el E3 de este año, que se centrará en mostrar el nuevo Zelda. ¿Qué significa esto, qué conclusiones podemos sacar? Pues unas cuantas, dependiendo de por dónde queramos; a continuación intentaré dar forma a todos los supuestos que se forman. Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , ,

Cómo mi primera partida a Metroid (NES) se volvió una odisea

vbAIKVb[1]

La espinita. La puñetera espinita clavada en el orgullo. Eso era para mí el Metroid desde que me volví fan de esta saga. Aunque me hubiera pasado el remake de 2004, no podía ser que siguiera sin ser capaz de avanzar más de 10 minutos sin morir vilmente y caer rendido ante la frustración. Sin embargo, finalmente me decidí (emulador con savestates y rewinding en mano, debo admitir) a echarle el guante e intentar completarlo dejándome perder en el basto y solitario planeta Zebes. He aquí mis vivencias. Sigue leyendo

Etiquetado , , , ,

Nintendo y las experiencias completas

Alrededor de 2006 se inició la generación de consolas que dio el salto al HD o al menos eso se pretendía. Digo “pretendía” porque rara vez se acabó cumpliendo esta promesa debido a la necesidad de mostrar cada vez más detalles gráficos a expensas de reducir carga a la CPU y GPU por otros lados, y lo que más desestresa al procesador es la resolución gráfica a la que se muestran los objetos dibujados en pantalla. Además de gráficos más definidos, las nuevas tecnologías abrieron un nuevo mundo de posibilidades en otros ámbitos como la conectividad. La conexión permanente permitió dar un giro radical a las estrategias de lanzamiento de títulos, permitiendo lanzar nuevas versiones de un juego ya lanzado al mercado, añadir nuevo contenido a los mismos, o incluso publicar juegos completos de una forma totalmente digital, sin pasar previamente por ningún distribuidor o tienda tradicional.

Aunque no vayamos tan deprisa, porque quiero hacer ahínco en la mezcla de un par de estos puntos. Como sabéis, los DLC constituyen una vía de aumentar o extender nuestra experiencia de juego. Algo común actualmente, sin embargo los desarrolladores y diseñadores de mediados de la pasada década las pasaron canutas para pensar cómo exprimir esta nueva y enorme ventana a una forma totalmente nueva de planificar y distribuir juegos. Micropagos, skins, juegos que requerían de pagar de nuevo para poder jugar el último capítulo de la historia… Verdaderas animaladas han tenido que sufrir los jugadores de la primera mitad de la séptima generación de consolas domésticas mientras los publishers ideaban nuevas y maquiavélicas formas de sacar los cuartos a los usuarios, frotándose las manos en sus grandes despachos de cómodas sillas reclinables y mesas de roble macizo.

Street Fighter IV fue uno de los muchos juegos que no tardaron en explotar los micropagos

Street Fighter IV fue uno de los muchos juegos que no tardaron en explotar los micropagos

Ya no hablemos además de lo que supuso todo este salto tecnológico para las empresas niponas. Acostumbradas a ser los directores de orquesta y el referente para el resto de desarrolladoras del sector, se dieron en conjunto con un canto en los dientes y las que no cayeron, apunto están o no son lo que eran. Gigantes y referentes en los tiempos de los arcade como Cave, SEGA, Capcom o Konami se han visto obligadas a cerrar, transformarse o convertirse en una irrisoria sombra de lo que fueron en sus tiempos dorados. Y luego está Nintendo.

La Gran N, llamada así cariñosamente por sus larga trayectoria en el mundo de los videojuegos (no en vano fue la principal responsable de reflotar la industria después del crack de principios de los 80), ha tomado en la última década la decisión de desmarcarse de la típica competición de ver quién la tiene más grande tecnológicamente hablando para seguir su propio rumbo dando un nuevo uso a la tecnología existente. Dieron el campanazo con Wii y DS y, de este modo, retrasaron su entrada al mundo HD una generación entera. Fueron fuertemente criticados por gran parte de los jugadores hardcore aunque sus seguidores más acérrimos alabaran las bondades de que no entrara al juego de los DLCs y se centrara en crear “experiencias completas”.

Oh, dulce ironía

Oh, dulce ironía

Y ahora, metidos en la octava generación de videoconsolas de sobremesa, nos encontramos con una Nintendo que llega tarde y mal, perdida en un mundo que se le ha quedado grande. Plataformas online a años luz de las que ofrecieron sus rivales 6 años antes, censura ridícula y una política de precios atascada en la década de los 90. “Bajar el precio de un producto devalúa el valor del mismo” es una de las tantas joyas que nos han brindado los directivos de esta durante los últimos años, ante la atónita mirada de buena parte de los aficionados, incrédulos al tener que pagar 50 euros por un juego de hace casi una década. Por no hablar de los ports de la llamada Consola Virtual, una forma de vender roms a precio de oro mientras ahogan a denuncias a portales web de descarga de las mismas. ¿A alguien le parece normal que en pleno 2015 una compañía denuncie a una web por distribuír abandonware?

Wii U, una consola que en sus inicios agonizaba en el stock de las tiendas debido a unos compradores que no veían razones para comprarla, ya que mientras los casuals no veían la necesidad de comprar un caro mando para sus aparcadas Wii y con smartphones que cumplían perfectamente la misma función, los hardcores veían en esta consola un chiste: sin juegos, desfasada y a un inflado precio.

Pero Ninty no se iba a quedar ahí. La posibilidad de añadir DLCs de pago en sus juegos era demasiado jugosa como para no dejarla escapar. Las “experiencias completas” y los DLCs gratuitos se quedaron en cosa del pasado en el momento en el que tuvieron la plataforma para poder venderlos. Si bien con unos cuantos juegos han sabido adaptarse a estas expansiones y ofrecen una buena cantidad de contenido por un precio razonable, en otras se han columpiado y se han subido al carro del dinero fácil: DLCs de lanzamiento en muchos juegos, falta de una política “crossplay” en DLCs en Super Smash Bros o vestiditos con micropagos en este mismo juego.

Los de Kyoto parece que no acaben de leer el mercado, porque siguiendo la política de DLCs de Mario Kart 8 o Hyrule Warriors, tendrían a la gente comiendo de su mano. ¿Pagar casi 5€ por personajes clásicos que deberían venir incluidos en Super Smash Bros mientras llenan el rooster a base de clónicos? Que no esperen mi dinero.

Etiquetado , , ,

Análisis: Nintendo Pocket Football Club

¡Oh, pero qué tenemos aquí; si es nada más y nada menos que la secuela del clásico de Gameboy Advance: Calciobit! Pondré en situación a los que no conozcan al original: Se trata de un pequeño título de manager donde nos ponen al frente de un equipo de fútbol en una modesta liga regional, y nuestro objetivo es subir por las diferentes tablas hasta triunfar en los tres principales campeonatos. Por desgracia, el título original nunca llegó a salir de las fronteras niponas; pero sorprendentemente deben haberse alineado los astros y su secuela fue lanzada en el resto del globo, aunque fuera en formato digital.

Minimalismo como estilo de vida

Lejos de buscar un realismo extremo y una estrategia digna de Alejandro Magno, Calciobit se caracterizó por acercar el fútbol y la gestión de un equipo a gente que no quiera complicarse la vida o que no entienda en exceso del deporte rey en Europa. Nintendo Pocket Football Club mantiene intacta la tónica del original, siendo capaz de simplificar de forma enfermiza todas y cada una de las rutinas en el día a día de un técnico futbolero: gestión de plantilla, mercado de fichajes, entrenamientos, planteamiento de los partidos, y un largo etcétera que iré comentando a su debido tiempo.

Lo primero que salta a la vista de este hermano pequeño de Football Manager son sus gráficos. Y es que, con un estilo 8-bitero colorido y que llega al corazón, es capaz de ganarse hasta al más duro de los juarcor gueimers. ¿Pero qué sería de una estética clásica sin unas alegres y pegadizas melodías? Sin entrar mucho más al tema, diremos que son suficientes. Alguna melodía se quedará rondando por tu cabeza mientras juegas, pero nada destacable. Más notorio es su sonido en el terreno de juego, donde es capaz de recrear muy correctamente el ambiente de un partido de fútbol. En el menú principal, nuestro manager se encargará de llevarlo todo desde la ciudad deportiva de nuestro equipo; donde podremos acceder al terreno de juego para jugar un partido, entrenar a nuestros jugadores, llevar todo el papeleo del club o simplemente, guardar la partida.

nintendo-pocket-football-club[1]Estrategia futbolística… ¿Para todos?

Al inicio de nuestra trayectoria nuestro equipo no será de lo mejorcito, y es nuestro trabajo remediar eso, pero no será nada fácil. Un sistema de entrenamiento bastante pobre, basado en utilizar diferentes combinaciones de cartas que ganaremos tras cada partido, se encargará de frustrar nuestra experiencia y dar la terrible sensación de que no hay recompensa, que no avanzamos en ningún momento de nuestra partida. ¿Que por qué digo eso? De entrada habrá que adivinar dichas combinaciones (bastante aleatorias), por lo que habrá que jugar guía en mano. Por ende, entrenar a los jugadores se acaba convirtiendo en una tarea muy tediosa y azarosa que sacará de quicio a aquellos que no sean capaces de comprender el metajuego del título. Como apunte, Nintendo no ha facilitado ninguna guía y la comunidad online del juego está muerta y enterrada. Buena suerte a quien se decida a jugarlo a día de hoy.

Por suerte, todo cambia un poco cuando pisamos el terreno de juego. NPFC consigue deshacerse de todo tecnicismo y solucionar sus encuentros con una simpleza, esta vez sí, magistral; porque si lo bueno es breve, dos veces bueno. Las estrategias se reducen a elegir o formar mediante la pantalla táctil una formación, marcar a los jugadores más peligrosos del equipo rival, definir un área de juego y determinar si tomar una disposición de juego agresiva, defensiva o equilibrada. Una vez tomadas las decisiones sobre el papel, nos tocará llevar el partido desde el banquillo; una IA muy bien programada se encargará del resto. Nuestro papel entonces se resumirá a vigilar en la pantalla táctil el cansancio de nuestros jugadores, hacer un cambio en la formación o sustituír a algún jugador (podremos aprovechar entonces para realizar algún ajuste a nuestra estrategia si algo no va bien), todo sin perder de vista las estadisticas o los resultados de los partidos de nuestra misma liga, que se simulan en tiempo real. Una vez finalicemos el partido, nos harán entrega de las cartas que hayamos obtenido y nuestro medidor de confianza de la afición subirá o bajará. Este último será importante que no llegue a cero o nos veremos de patitas en la calle y con un GAME OVER más chulo que treinta y trés.

De vuelta al mundo real, y si hemos sido capaces de ganarlo todo, nos daremos cuenta de la cruda realidad: A media que los partidos avanzan, los jugadores aumentarán o disminuirán su rendimiento, llegando ocasionalmente a colgar las botas. Un nefasto sistema de fichajes donde nos será imposible conseguir repuestos de alta gama a nuestros ancianos deportistas pese a ganar todos los campeonatos causará que tengamos que volver a caer inevitablemente hacia tablas inferiores. Quizá entonces decidamos pasar del modo principal a jugar partidos online, pero también nos daremos cuenta de que es pobre en contenido y en intenciones; donde los, llamémosles “jugadores de ética distraída”, campan a sus anchas en la zona superior del ranking internacional.

Pues va a ser que podrían haberse puesto las pilas

La historia se repite. Y es que Nintendo Pocket Football Club se une al club de los “pudo ser, pero” debido a una serie de fallos imperdonables. El juego tiene el potencial para convertirse en una saga notoria; quizá no pueda competir con las mascotas más destacadas de los nipones, pero sí que puede formar esa pequeña legión de seguidores incondicionales si sigue mejorando, encontrando su esencia y dándose a entender, aprendiendo a comunicarse con su público. Un juego de notable, condenado a ser insuficiente.

Etiquetado , , , , , ,

Los juegos perdidos de Kirby

Veintidós años, que se dice pronto, es el tiempo que lleva Kirby, el orondo y rosado héroe de Hal correteando por los circuitos de las consolas Nintendo. Desde su creación en 1992 de la mano de Masahiro Sakurai, Kirby se ha convertido en un personaje bastante recurrente en el universo Nintendo, y aunque no sea tan popular como Mario y cia, no cabe duda que con el paso del tiempo se ha convertido en uno de los personajes más queridos de la compañía y uno de sus iconos más reconocibles por los fans.

kirby's return to dreamland
Sigue leyendo

Etiquetado , , , ,