Ojete al dato: Sony y su contracción digitanal

2416054-2416051-8994450288-DSC00

A todos nos ha pasado ese momento de tener los músculos alojados en la periferia del ano con más tensión contenida que un cura paseando por el Expojove. Ojete apretao, power lvl 99 concentrado, terror, esperanza y sudor frio. Cual nómada del desierto en medio de una tormenta buscando una salida. Esa persona que conduce y se ve inmersa en un atasco mastodóntico.  Cuando tienes tabaco, todo está cerrado y no tienes papel de liar. Buscas soluciones. Esperas salir del paso. Te lías un cigarro con un panfleto de publicidad.

Este E3 me parece emocionante, pero no por lo que la mayoría quiere ver… ¿Microsoft con una consola nueva? ¿Nintendo hablando del nuevo Mario? ¡meh! mero azúcar a puñados para mi paladar. Me gusta su sabor pero a estas alturas quiero picante estomacal. Quiero olor a caquita en el ambiente. Rostros de incertidumbre. Agonía silenciosa. Compañías lanzándose silenciosos cuchillos voladores entre ellas como ninjas de Konoha. Quiero que Sony la líe. Que sea ese amigo borracho de la fiesta que grita “voy a bailar encima de la mesa”, se rompe y se parte un diente entre risas mientras echa sangre. El que propone un “sinpa” en la terraza del bar mientras escapa corriendo. Aquel niño tonto que fundía un boli BIC y lo dejaba metido dentro de la cerradura. Un destroza momentos. Quiero CAOS.

Curiosamente este E3, Sony tiene todas las armas para liarla muy fuerte y no quisiera otro evento predecible, con anuncios predecibles y aplausos predecidamente predecibles. Necesito descaro, algo que rompa esta baraja. Un evento que sea algo más que tios de corbata hablando en inglés con acento raro o anunciar juegos sin fecha de salida mientras la prensa aplaude como si fuera la final de una Champions. Quiero caña burra, Sony.

Es tu momento, es así. Ahora estás en un límite crucial. Una línea de incertidumbre tras la marcha fúnebre de aquello llamado PSVita (de la que solo quedan bamboleantes gusanos en el féretro), PSVR está ahí como algo que ya a nadie importa y PS4Pro… en fin, no lleva el camino esperado como propuesta para salir del paso, con un futuro lleno de más sombras que luces tras no haberla sabido enfocar bien para convencer 100% al consumidor. Sony, tus competidoras ya han dado una voz para su próxima generación. Te queda el baluarte PS4 que es meritorio, pero eso no es un chicle que puedas estirar más. La contracción digitanal está ahí. Dime Sony, ¿qué harás?.

maxresdefault

Puedes no sumarte al carrito de los helados del paso adelante, mantenerte en estado larvario y sobrevivir absorbiendo nutrientes de todos esos millones de PS4 repartidas por el mundo. Es lícito, te lo has ganado (con poco esfuerzo). Sacar algunos exclusivos mas (aunque vendan poco, tengan gran calidad e incluso algunos sean exclusividades temporales) y que a saber cuando verán la luz del sol. Sosismo. Aburrimiento. Coming soon. Blablabla. Acento chustero en inglés. Más morralla. Más de lo mismo.

Sony, tienes que liarla. Hazlo como quieras pero líala parda. Márcate otro mando plátano que duró en el ambiente cual suspiro, haz realidad ese chorrirumor de la PS4 E (portable) o ya lánzate en plancha con una PS5 (la cual nadie duda que se llamaría así) para hacer duelos de músculo fálico con Microsoft, enarbolando ambos megacipotes con la palabra “potencia” tatuada. Moviéndolas con el ya místico movimiento supremo del molinillo carnal. Móntate en el barco de colegas de la next gen. Que arda la jodida Troya.

Peeeeeeeeeeeeeeeeeero en pleno 2017, con poco más de medio año de PS4Pro en campaña, anunciar algo next gen sería pasarle la mano con un guante de espinas por la espalda del consumidor que la compró. Eso si, la caricia con Boost mode activo, por supuesto. Sería una pena injusta que, en tan poco tiempo, anuncies una cuenta atrás de defunción pero oye, lo habrías intentado (otra vez). Errar (otra vez) es de humanos. La PS4 chetada no habría sido suficiente, se asume, al carrer, recibes palos y adelante.

Mientras escribo esto las noticias aparecen como setas silvestres. Algunos juegos presentados en otros E3 han decepcionado al salir, otros han sido de gran calidad pero de ventas sutiles y un tercer grupo de títulos fantasma que ya han sido metidos en las retinas oculares del periodismo con tendencia al aplauso fácil, pero que su salida es un misterio: FFVII remake huele a varios años más, The Last of Us 2 sigue siendo un proyecto etéreo a expensas de que muestren algo, Kojima no aparecerá en el E3 ya que sigue sin haber material de Death Stranding, Shenmue III sigue el mismo derrotero del silencio para rematar que ya se verá si sale para finales del 2018, Square Enix ha dejado caer un nuevo trailer de Kingdom Hearts 3 por su cuenta tras confirmar que el 15 de Julio mostrará contenido… no es normal todo esto. Lo que antes era humo condensado en su presentación, ahora escapa por su cuenta. Tiene pinta que este año el E3 de Sony en este aspecto va a ser más comedido (ojalá). Estoy del hype fanático social hasta los mismísimos. Cerebros lavados. Un título. Alegría. Hoy fan de toda la vida. Tweet para que me vean lo fan que soy. Un poco de cabeza como consumidores, please.

alfredo-duro-cardiff

Por eso mismo estos días son un constante goteo de filtraciones que desvían la atención de las mentes con tendencia a pensar poco y dar palmaditas pronto, por lo que ahora es el momento de abrir la puerta, que salga el humo con olor a droga y empiece el festival de los zascas. Márcate unos zascas antológicos para divertir al personal. Rompe con todo. ¿Una PS4 estilo Switch? pues la anuncias, aunque sea por encima. Si ya después de los PSmove, el juego aquel plagio del Smash, aquella catastrófica PSGo o lo fatídico que fue la prueba de las PSVR, esto ya sería la guinda final. Melocotonazo del bueno. Si no quieres romper así la baraja, tira a lo seguro… PS5. ¡PAM! en vuestra cara, sin avisar, tomad sucesora. Un gritón de teraflops, chorrocientos de RAM y festival de datos mareantes. “Gente preparad billetes porque ya tenemos a unos cuantos lijando piezas de la carcasa”. Fire en el body, déjate de humo y “coming soon”. Líala, cual punki que llega a las primeras filas de un concierto de Sergio Dalma dando codazos para que empiece un pogo violento. Be Sony, my friend.

Y bueno bueno bueno… redoblemos los tambores, porque podría haber una dosis de pólvora mental que haga a nuestras cabezas explotar en millones de píxeles. Rostros de WTF. Manos en la cabeza. Sony presenta ambas, PS4 portable y una PS5. ¡DOUBLE PAM!, un “venga que os jodan” y el mercado de lo videojuegos hirviendo cual caldera del infierno. Pero este artículo no deja de ser ficción, la realidad será cuando le llegue el turno a Sony de enseñarnos lo que se le pasa por la cabeza. Pero…

¿Acaso hay algo más bonito que el mercado de los videojuegos tambaleándose por un inesperado terremoto?

Si, lo hay. Un video de YouTube donde sale un bebé gordo mordiendo un gatito pequeño o un gofre recién hecho con nata y chocolate.

Pero eso ya es otra historia.

 

☠ Esta entrada ha sido escrita por el equipo de monos guionistas de @OjeteAlmendra_, por lo que no se hace responsable de cualquier tipo de queja, denuncia, uso de Estrella de la Muerte® para destrozar su planeta natal, cera ardiendo sobre sus ojos o colocación de C4 en su ropa interior para que no tenga descendencia en el futuro ☠

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: