Ojete al dato: No es país para The Last Guardian

the-last-guardian

Feliz navidad, próspero año nuevo, buen hanukkah, glorioso eclipse solar que es preludio a una incipiente orgía intergaláctica y todas esas mandangas que se dicen en estas fechas. Dicha esta frase ornamentada para que la gente sude azúcar de tanta felicidad, vayamos a desglosar lo que para mi es una nueva bofetada para el sector. Una dolorosa bofetada que me tiene pegado a un teclado y que a ti te mantendrá pegado a una luminosa pantalla leyendo.

The Last Guardian. 3 palabras. Un sentimiento preocupante a estas alturas… y no, estas palabras no van a ser un manojo de afilados cuchillos lanzados para criticar (una vez más) el sobreactuado hype de los diversos medios de comunicación, quiero ir un poco más allá. Deseo llegar a un horizonte distinto al simple “Me gusta”, “No me gusta”, “Es bueno”, “Esta mañana he soltado un tren oscuro en la estación de Roca más atractivo que este juego”.

Hablemos de nosotros, los jugadores. De nuestro fariseismo.

Muchas cosas han sucedido este 2016 y por las cuales, he sacado mi lado más ácido, sarcástico, crítico y en gran parte el tumor humor que todo ente humano que me rodea sabe que llevo inscrito en el ADN fuera de estas lides internautas… pero el caso de este juego, me ha preocupado. Permitidme que por una vez sea totalmente serio, sin parafrasear incisivas indirectas o adonar estos textos con sencillos montajes gráficos que hago con el GIMP. Esta vez quiero hablar de una forma directa y concisa.

A veces se me suele tachar (y con razón) de fatalista o conspiranoico, de alguien exagerado con todo aquello que tiene una pátina de duda. Los humanos somos así, inquietos por naturaleza, pero mi naturaleza se podría decir que es más extrema. Por ello mi sentido arácnido se ha activado cual alarma de móvil a las 06:00 de la mañana un lunes tras vacaciones. Agobiante y sin pausa. Hablemos de The Last Guardian.

the-last-guardian

Hablemos de un juego anunciado en la pasada generación de consolas como exclusivo de PS3 pero antes hablemos de como su creador, el Team ICO, venía de mostrar al mundo dos títulos de un carácter muy especial para cualquier catálogo (ICO y Shadow of the Colossus). Con “especial” me refiero en el sentido de ser juegos muy de autor, productos con un sello distintivo. Ni mejores, ni peores, simplemente atípicos en los devenires del mercado moderno. Hablemos de como The Last Guardian es solo la continuación de una fórmula patente que no debería sorprender a nadie pero lo hace con revuelo… y lo preocupante, es que este revuelo no es por sus logros o sus fallos, si no por toda la humareda psicotrópica con la que ha venido envuelto.

The Last Guardian, juego anunciado a bombo y platillo por Sony para PS3. Retrasado, casi cancelado, megaretrasado, metido en un congelador como Walt Disney, descongelado para volverlo a anunciar para PS4, retrasado again y sacado por fin a la luz, ha vendido muy mal. Dicho así puede sonar un argumento insulso ya que muchos juegos no venden lo esperado, pero este caso particular muestra el fariseismo fanático en el que se ha estancado el actual mercado de las consolas. Una vez más, los fanáticos de una compañía se les llena la boca durante años con un título para al final, darle la espalda. Sucede en Nintendo, sucede en Microsoft y si, sucede con Sony.

Si No Man´s Sky era un juguete roto por parte de Sony, este The Last Guardian es un juguete roto por parte de los consumidores. ¿Porqué lanzo este dardo para vosotros jugadores? [pronunciarlo con voz creepy del anuncio]… no es para defender el juego, o para decir que es una injusticia sus bajas ventas, lanzo este dardo mojado en curare cual cuchara sopera hundida en un bote de Nutella porque este tipo de juegos me dan pena cuando la comunidad de jugadores se golpea el pecho al ritmo de “Unga unga nosotros lo tenemos y somos los más guays” para luego dejarlos morir en las estanterías pasando la mano por enfrente de su carátula y elegiendo lo que todo el mundo espera que hagan:

Un juego multiplataforma genérico de tiros o chutar una pelotita (y están en su derecho, por supuesto).

img_20170102_104336

“Cuando una imagen representa el desaparecido año 2016”

The Last Guardian es, una vez más, la triste constatación de que cuando una consola es líder absoluta en ventas existe una gran masa de usuarios que solo la disfrutan para vacilar de compra a las visitas o juegan de forma ocasional a ciertos géneros repetitivos. Por eso cada vez que veo un exclusivo de PS4 anunciarse por todo lo alto, engalanado cual fiesta barroca de gente noble, en mi interior una voz me profetiza que llegada la fecha de salida del juego los usuarios abrirán las manos dejándolo caer al suelo cual niño pequeño que tira un jarrón delicado. Posteriormente esa misma voz interna me hace resonar en el cráneo esta frase:

<Quizá este juego no se merecía salir en esta consola>

En el caso de Sony es algo que me preocupa, ya que la riqueza en variedad de catálogo tanto en la PS1 & PS2 no se aprecia ahora con esta generación, que castiga a esos juegos que intentan ser un soplo de aire fresco en el mercado consolero (en cuanto a PS3, al final de su vida también acabó mostrando buenos signos en este aspecto). Esto contrasta con las buenas acogidas que tienen este tipo de compañías cuando sacan sus productos en PC, la comunidad en esta plataforma si valora en mayor medida estos títulos inusuales.

Me preocupa. Me preocupa que con el tiempo la comunidad de jugadores en consola cambie radicalmente sus gustos y aparte este tipo de títulos de los estantes. Que todo se convierta en una muerte anunciada y los catálogos se vuelvan grises, mediocres o reducidos solo a unos pocos géneros. Al final, todo se resumen en algo simple:

<El consumidor tiene lo que se merece, aunque paguen justos por pecadores>

the-last-guardian-listing-thumb-01-ps4-us-13jun16

¿Queréis mi sincera opinión sobre The Last Guardian como videojuego puro y duro tras lo que he podido ver? en resumidas cuentas podría decir que es decepcionantemente bueno

Bueno porque de una idea simple que solo la desarrollan dos personajes, nace una historia que es contada a cuentagotas superando puzzles, pero todo ello con una calma guiada. Relájate y juega.

Decepcionante porque tras casi una década de proyecto, su carga gráfica sabe a pasada generación.

Bueno porque tiene ese toque de mirar al pasado con una estética que recuerda a ICO, bien cuidada y en cuanto a paisajes, da gusto ver.

Decepcionante porque ciertos fallos técnicos en cuanto a IA y jugabilidad molestan (mucho) en la experiencia de juego.

Bueno porque su BSO y apartado de sonido es una delicia.

Decepcionante porque toda la gente que lo esperaba (y no por postureo) al probarlo coinciden que no llega al techo de calidad alcanzado por la compañía con Shadow of the Colossus.

Como broche final, me niego a caer en la trampa de la ñoñería sentimental difundida en otros medios. Lo de sentir lástima por un ser poligonal y valorar eso como aliciente esencial de calidad, me deja cierto sabor pueril que roza el populismo. Para mi, es más valorable/meritorio que un juego te haga sentir que vuelves a ser ese niño emocionado apalancado frente a la tele con un mando.

Un sentimiento que me pasó jugando con Super Mario Galaxy, viví paseando a caballo con Red Dead Redemption y tengo mis dudas de que cuando juegue en profundidad a este The Last Guardian me haga sentir que vuelvo al pasado sin moverme del presente tras pulsar una tecla. Pero aun con estas dudas, creo que sigue mereciendo la pena que la industria apueste por juegos como este. Simples, narrativos y con un gusto artístico digno de elogio.

Por desgracia, este no es país para The Last Guardian.

Anuncios

6 pensamientos en “Ojete al dato: No es país para The Last Guardian

  1. MrCooperWTF dice:

    Cuánta razón tienes con ese final. Jugar a The Last Guardian para mí ha sido como la primera vez que descubrí ICO siendo un crío con mi icónica PS2. El quedarme boquiabierto viendo su mundo, yendo a lomos de Trico.

    No ha llegado al nivel de SOTC, no, pero también este contaba con unas características que llaman más al gran público: Una BSO predente constantemente, acción y épica. TLG es más como ICO, algo pausado, discreto y entrañable. Pienso que, simplemente, quería contarnos otro tipo de historia que, por desgracia, no es del gusto de todos.

    Como comentas, en una pena que este juego haya sido el estandarte de muchos jugadores que luego le han dado la espalda. Para mi, ha sido una de las joyas de 2016 que rejugaré cada cierto tiempo para volver a ser otra vez ese niño que descubrió a Fumito Ueda en su vieja PS2.

    Le gusta a 2 personas

  2. ojetealmendra dice:

    Me encanta este comentario porque refleja ese sentimiento que te produce de “volver a sentirte un niño con un mando frente a una TV”,en tu caso sobretodo por disfrutar del ya lejano ICO & SOTC (Curiosamente, ambos títulos vendieron mal pero claro, comparados a este megapublicitado TLG… la noche y el día XD).

    Yo los he visto pero no, no he podido probarlos en plan fuerte. Algún día tendré la oportunidad de hacerlo y aunque a lo mejor puedan no hacerme disfrutar mucho (o si), sé que son buenos videojuegos, incluido este TLG.

    Incluso si unas cosas a mi me puedan parecer fallos o carencias y para otra no lo son, lo que importa es que este tipo de títulos deben seguir estando en muchos catálogos porque dan variedad, riqueza y una visión de como arte & videojuego van cogidos de la mano.

    Ojalá estás compañías no acaben emigrando todas a PC para crear porque allí hay mejor comunidad… ojalá.

    Le gusta a 1 persona

  3. Sergio Ojeda dice:

    Yo es que no entiendo a la gente. ¿De verdad es tan divertido un CoD o un FIFA? Yo lo he intentado con ambos juegos y no hay manera, y eso que Bioshock y NBA2k me encantan… pero no me compro todos los años el mismo juego, el último NBA que compré fue el 12, y los juegos que me van a hacer comprar una ps4 son juegos como este Last guardian o KOF14 (que me devolverá mi niñez como tu dices), juegos exclusivos que salen de la norma de juego genérico de tiros o pelotas, que para eso no hacía falta cambiar de generación.

    Le gusta a 1 persona

    • ojetealmendra dice:

      Yo soy de los que piensa que no hay género malo de videojuegos, solo malos o buenos productos. ¿Es un crimen que en el mercado haya consumidores para FPS y simuladores de deportes? para nada, es necesario, ya que la gente juega y compra lo que desea. Luego ya lo que cada uno piense sobre distintos títulos de FPS o los baremos personales de que es calidad y que no en el género es tema aparte.

      Pero esto de juegos exclusivos que venden menos de lo esperado ha pasado siempre, en todas las consolas, pero esta generación con Sony huele ya a rancio. Huele a descomposición de una comunidad forjada en su mayoría por gente de mente clónica y eso hace que todos los exclusivos de PS4 que se desmarcan de la senda del multiplataformas, sean defenestrados tras ser previamente laureados porque “sale en mi consola uehuehueh”. Eso no es sano, ni para la comunidad ni para la salud del catálogo de una consola… sea Sony, Nintendo o Microsoft.

      Por cierto, a los dos, thanks por vuestros comentarios 😀

      Me gusta

  4. suditeh dice:

    Sí y no. En general estoy muy de acuerdo, pero hay un punto en el que diferimos, y es en la concepción de que se equivocó de consola. ICO y SotC, si bien son conocidísimos, vendieron una mierda en PS2, y tras la reedición de Ico este se agolpó en las estanterías a pesar del coñazo que dieron “los frikis” por tener otra tirada de ese título. El problema no es la consola, sino el público en general, y esto es una realidad constante en el cine, la música, los cómics y los videojuegos. El público mayoritario nunca va a adoptar un producto de estas características (llámalo Cerebus, llámalo cine de autor) porque requiere un esfuerzo cognitivo que la mayoría no estarían dispuestos a aceptar, o directamente alejarse de su zona de confort (las películas de Adam Sandler – Transformes / Fifa – COD).

    Le gusta a 1 persona

    • ojetealmendra dice:

      Bueno si, se me había olvidado mencionar que ambos títulos previos tampoco vendieron lo esperado en otra consola de Sony, aunque este caso me parece más preocupante (tanto por el momento que vive el mercado, su relación con los consumidores y todo el circo de casi 10 años que se ha montado con este juego). La escena es un drama lo mires por donde lo mires.

      En este caso, cuando hablo de que quizá esta consola no se merece este juego, no es porque la PS4 sea el demonio encarnado (XD). Me refiero más a Sony (culpable de este drama por usar este proyecto como cuerno vendehumo), junto a la comunidad de gente que tiene una PS4 (la cual se le llenó la boca con un juego que luego ha dejado morir). Una consola no tiene culpa de nada, sino quienes la fabrican, venden, gestionan y quienes la compran.

      Pero es lo que digo en el artículo:

      Todo esto me da pena y me encantaría no ver esto ni en PS4, ni en XBoxOne, ni en la CarrieWiiFisherU, ni en la futurible Switch.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: